CARRERAS Y COVID. REPLANTEAMOS TEMPORADA.


Una de las cosas que más me gustan y motivan es planificar el calendario de carreras donde competir durante el año. Saber donde hay que buscar los picos de forma, planificar viajes, hablar con amigos y familia por si quieren venir a algunos de los objetivos... pero creo que estamos olvidando que hay algo que ahora mismo esta por encima de nuestras ganas de hacer las maletas y ir a conocer nuevas montañas y colgarnos esos dorsales que tanto ansiamos. 

Como os decía, durante las primeras semanas de enero planifique junto Marta, mi pareja, y Laia, mi entrenadora, las carreras y viajes que haríamos durante el 2021. El calendario estaba claro, con una primera parte hasta finales de junio y una segunda parte de la temporada con un claro objetivo a finales de agosto.

Los entrenamientos iban saliendo con buenas sensaciones y decidimos avanzar la primera cita del año unas semanas. Ahora pensándolo bien, suerte que lo hicimos...

Así que una semanas antes de la Trans Gran Canaria decidimos ir i probarnos. La cosa salió muy bien con una sexta posición general pero lo que es mejor, con unas sensaciones muy estables durante toda la carrera y terminando con fuerza pensando en esas cien millas que teníamos planificadas para abril. 

Fue terminar la carrera y ver que la carrera de Istria se había pospuesto hasta la primera de setiembre. Una semana después salió la oportunidad de ir a correr la Patagonia Run, en Argentina. Un viaje importante a nivel logístico ya que son muchos días de vacaciones en el trabajo, dinero invertido... Y más cuando hay el covid de por medio. Tras hablarlo con el equipo de trabajo decidimos que era una buena oportunidad de vivir una experiencia muy enriquecedor y conocer un nuevo país y una zona, la Patagonia, muy bonita.

El covid parece que está más o menos controlado y así van avanzando las semanas. Acumulo dos buenas semanas de entrenamiento con un buen volumen y entrenamientos de calidad. Pero el documento que nos permitía entrar al país argentino para competir en la carrera no terminaba de llegar. Van pasando los días y llegamos a la semana del viaje. Tengo el vuelo programado para el jueves por la noche y el miércoles por la mañana saltan las alarmas cuando seguimos sin el permiso de acceso y todo se pone en rojo cuando esa misma mañana leo una publicación donde un corredor lituano, Gediminas, fue devuelto a su país de origen tras llegar al aeropuerto de Bueno Aires y que la policía no le permitiera la entrada. 

En ese momento decido que lo mejor es anular el viaje. No vale la pena hacer un viaje de casi 15 horas para llegar a Buenos Aires, donde aun deberíamos coger otro vuelo de 3 horas y hacer otras tantas de coche, y ser devueltos directamente a Barcelona. Perder dinero, días de trabajo y tiempo a cambio de ganar un buen disgusto no compensaba. Unas horas más tardes nos llega el esperado correo des de dirección de carrera donde, efectivamente, nos dicen que gobernación no les ha dado permiso para que ingresen al país viajeros extranjeros. No entraré a valorar si se tendría que haber actuado de otra manera ya que son decisiones muy complicadas de tomar así que lo único que podemos hacer es dar ánimos a todos los afectados, corredores y organización, y no agobiarnos demasiado con todo esto ya que no ganaremos nada. 

Una vez descartado el viaje y la carrera decido buscar una alternativa para poder hacer alguna carrera antes de la siguiente prueba que tenía en el calendario pero las noticias siguen llegando... Acaban de anunciar que la carrera de junio, Mozart 100, también está aplazada para octubre. Y tras intentar contactar con la organización de Azores Trail Run y no recibir ninguna respuesta todo indica que la carrera para el mes de mayo, La Whaler's Great Route UT, tampoco se celebrará. 

El resultado es que en un día se esfuma todo lo planeado hasta finales de junio. 

Ahora toca replantear que hacemos hasta la segunda parte de la temporada. De momento desconectamos un par de semanas de los entrenamientos y así asimilaremos el volumen hecho hasta ahora y después veremos como está el calendario según la evolución del covid durante estas próximas semanas ya que todo apunta que la cosa irá a más y las medidas que impondrán los países para viajar y organizar eventos se pueden ver afectados. Crucemos los dedos para que no sea así y podamos seguir disfrutando de carreras ya que se ha demostrado que son eventos seguros ante el virus. 

Pues nada amigos, así estamos en estos momentos. En unos días os cuento cómo va avanzando esta segunda temporada de carreras en época covid. Lo que es seguro es que seguiremos entrenando  disfrutando de la montaña. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

3º MARATÓ DEL MONTSENY 45K

3º TRAIL MENORCA CAMI DE CAVALLS 45K