domingo, 9 de septiembre de 2018

10° EN CCC DEL ULTRA TRAIL DU MONT BLANC 2018


Llega la carrera que estava esperando des de principio de año. Por fin estamos en Courmayeur, Italia, para correr 100 kilómetros por las montañas del Mont Blanc pasando por montes italianos, suizos y finalmente franceses para llegar a la meta de Chamonix.


Tras los primeros kilómetros por Courmayeur llega la subida hacia Téte la Tronche. 1500+ en 10,5 kilómetros. Subo tranquilo pero sin que la cabeza de carrera me saque mucho tiempo. La subida es dura pero las vistas son impresionantes y siento una gran felicidad por estar, por fin, corriendo en estas montañas. Una vez coronado el pico un sendero perfectamente dibujado que resigue el lomo de la montaña me conduce hasta el Refuge Bertone donde empieza un tramo bastante llano con algún sube baja hasta el kilómetro 27, Arnouvaz.

Me siento ligero, el ritmo es alto pero siempre controlado y los ánimos de la gente que está por las cercanías del avituallamiento crea un ambiente fantástico. Una vez en Arnouvaz empieza la segunda gran subida hasta el Grand Col Ferret donde los montes italianos daran paso a los senderos suizos... Subo al mismo ritmo que la primera subida, algunos corredores me adelantan entre resoplidos dando señales que están haciendo un gran esfuerzo. Lejos de dejarme llevar mantengo la cabeza fría, la mirada en el suelo y la concentración en la carrera que está planificada en mi cabeza...

Paso el Gran Col Ferret y llega la larga bajada hacia Champex Lac. Estoy muy entero de piernas y es justo como quería llegar aquí. Sin haber forzado nada pero sin dormirme demasiado. Un voluntario me dice: You are in thirty position. En aquel momento pienso que estar entre los 30 primeros estará bien pero aún falta mucho para meta y para mi la carrera empieza allí. Pongo una marcha más y durante la bajada voy adelantado mucha gente, mi alimentación es buena y las piernas van muy frescas. Subo la cuesta de Champex Lac a buen ritmo y llego al avituallamiento en posición 17. Estoy en el kilómetro 55 y me encuentro en el escenario deseado.

Salgo de Champex Lac siguiendo fiel a mi estrategia de carrera. 45 kilómetros y 3000+ me separan de la meta. Subo a buen ritmo y siento que las fuerzas no decaen. En cada subida consigo recortar tiempo y posiciones a los corredores de delante y sigo con los tiempos previstos junto a Granadero y Marta Cot, gran trabajo amigos. El paso por Vallorcine, km 83, fue crucial. Hago el avituallamiento rápido y me informan que cuatro corredores han salido hace 5 minutos por lo que el top10 está muy cerca. En ese momento voy en 13° posición y salgo decidido a conseguir una plaza entre los 10 mejores...

Subo a La Flégère a buen ritmo y consigo adelantar tres corredores en ella. Uno al principio, otro a la mitad y el tercero justo arriba. En ese momento voy en décima posición y empiezo la bajada hacia Chamonix motivado por coger el cuarto corredor pero oscurece y tengo que enceder el frontal. La niebla hace una cortina y no consigo ver un metro delante de mí por lo que no puedo llevar el ritmo que me gustaria sin arriesgarme a torcerme un tobillo así que aún viendo la luz del frontal del cuarto corredor a unos 30 segundos delante de mí pongo cabeza y decido asegurar la posición.

La llegada por las calles de Chamonix fue mágica, muchísima gente animando aún con la lluvia que caía. Era el momento de disfrutar de esa meta soñada y de todo el publico de #utmb2018. De abrazarme con Marta y con los amigos que vinieron a vivir esta aventura, gracias por todo. Termino muy feliz por el objetivo de disfrutar al máximo del recorrido y encima entrando en el top10 de mi primera participación en una carrera de Ultra Trail Du Mont Blanc. Muchísimas gracias a todos vosotros también!! Ahora toca seguir entrenando por los retos que están por llegar... En breve os cuento alguna cosita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario